SERVICIOS

TERAPIA INDIVIDUAL DE ADULTOS​

Terapia individual

Decidir ir al psicólogo no es tarea fácil.

Supone asumir que necesitamos ayuda, que solos no podemos y eso cuesta.
Sin embargo cuando hay sufrimiento, cuando sentimos que ya lo hemos intentado solos y no hemos llegado a sentirnos bien, es la mejor de las soluciones.

Un psicólogo es un profesional de la salud psicológica y emocional que trabajando con la persona le ayuda a entenderse mejor y a buscar las soluciones en el camino para encontrarse mejor con él mismo, con las personas que le rodean y con las circunstancias que le toca vivir.

TERAPIA DE PAREJA

No hay duda de que la vida en pareja no es fácil y de que nadie nos enseña a como hacerlo, tampoco.
Una pareja puede pasar por temporadas mejores o peores y reajustarse a los cambios, sin embargo, cuando la relación empieza a deteriorarse, no hay comunicación y se tensan los lazos que antes unian a la pareja, es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano.

El psicólogo en la terapia de pareja escucha los sentimientos, opiniones y necesidades de ambos miembros y les ayuda en la comunicación y la toma de decisiones. Es verdad que la posibilidad de la separación siempre está ahí, pero no es la única de las opciones, cuando se interviene a tiempo.

La terapia de pareja como tal, es cosa de dos. Un no puede ir a terapia de pareja si su cónyuge no está por la labor. Cuando este es el caso, el que ve el problema puede acudir al profesional, que podrá ayudar de forma parcial al problema y dar a la persona estrategias de afrontamiento que le ayuden.

TERAPIA FAMILIAR

Terapia familiar

Según la RAE. la familia es un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. ¿Un poco simple no? Todos nacemos y nos formamos en un sistema familiar, es nuestro primer referente de lo que creemos ser, aprendemos desde la forma de comunicarnos, cómo relacionarnos con los demás así como la expresión de nuestros estados emocionales, nuestro valor, la confianza en el otro, conductas entre otros aspectos.

En la Terapia Familiar el psicólogo aborda la intervención y el tratamiento de la familia en su conjunto. El objetivo de esta terapia, será la de mejorar la capacidad de los miembros de la familia para concerse, comunicarse, relacionarse y apoyarse mutuamente.

Las modificaciones en una estructura familiar contribuyen a la producción de cambios en la conducta y en los procesos psíquicos internos de los miembros de ese sistema. Cuando un terapeuta trabaja con un paciente o con la familia de un paciente, su conducta se incluye en ese contexto.

Se analizan roles, patrones de comportamiento, creencias que ayudan a crear relaciones sanas y potenciarlas, al igual que se modifican los que no están permitiendo el crecimiento, desarrollo de las distintas identidades que forman cada familia. 

La familia pasa por múltiples cambios, etapas, situaciones que en ocasiones pueden paralizar el buen desarrollo de sus miembros, surgen necesidades y deseos distintos.

El terapeuta les ayudará a manejar la situación de modo más saludable dando espacio a los intereses de todos, a sus emociones y afectos. La familia a veces necesita etapas estables y otras de cambios, ambas necesarias lo cual exige reajuste constante. La familia debe ser un espacio seguro, adaptándose a las necesidades de cada edad y etapa. Se forma de identidades y subgrupos que también son atendidos en consulta.

Todos los miembros de la familia pueden ayudar en la mejora de uno de ellos. La familia es un potente agente para el cambio, mejora y desarrollo de todos sus miembros.

DESARROLLO PERSONAL Y COACHING

Desarrollo personal

“La función de un director de orquesta es animar a los músicos, enseñarles, llevarles e inspirarles para que ellos puedan sacar lo mejor de sí mismos”. Daniel Barenboim.

Las personas que llegan al coaching lo hacen desde distintas necesidades; conseguir objetivos profesionales, manejar una crisis vital, mejorar sus relaciones interpersonales… esta necesidad les llevan a considerar nuevos aprendizajes y ahí es donde entra en juego el coach, como facilitador de estos aprendizajes.

El proceso de coaching, es un proceso de cambio, una oportunidad para ver las cosas desde otra perspectiva, a revisar viejos modelos y asumir nuevos, para que se produzca la transformación.

Cualquier persona; ejecutiva, esposo, padre, gerente, lider etc. en algún momento de su vida, necesita tomar perspectiva de la situación,  necesita crecimiento y transformación. El proceso de coaching entonces, aparece como una proceso dinámico e interpersonal en el que dos personas colaboran juntas para llegar a desarrollar su máximo potencial, personal y/o profesional.

CONTACTO

Contacta con nosotros

Si quieres recibir información o tienes cualquier tipo de consulta, ponte en contacto con nosotros especificando tu consulta lo más detalladamente posible y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

    Abrir chat